Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando las visitas de forma anónima y así ofrecerle la mejor experiencia posible en nuestra web. Si continúa navegando, da su consentimiento para su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra sección de Cookies de nuestra Política de Privacidad.

X

¿Cuál es el siguiente paso?

Padeces enrojecimiento facial, igual que muchas otras personas. Es algo que no te esperabas y no es agradable. De hecho, cuando tienes un mal día, es lo único que puedes ver cuando te miras al espejo. Ya has probado numerosos tratamientos, algunos con éxito y otros no.

Si todavía sientes que no controlas el enrojecimiento facial, el siguiente paso es acudir a un profesional sanitario. Tu médico necesita saber lo difícil que te resulta vivir con este problema día tras día. Piensa en cómo puede repercutir en tu felicidad y calidad de vida. ¿Cómo afecta a tu trabajo? ¿Y a tu familia y tu vida social?

 Hablar con tu médico no siempre es fácil, por lo que si estás preocupada por cómo iniciar la conversación o qué decir una vez iniciada, consulta las dos secciones que encontrarás más abajo. Al fin y al cabo, es probable que tu médico tenga una solución que pueda ayudarte.

No siempre es fácil hablar con tu médico, ¿verdad? El enrojecimiento facial es un tema muy sensible para ti, sin embargo tus preocupaciones de repente pueden parecer un poco ridículas ahora que te encuentras sentada tranquilamente en la sala de espera.

Pero créenos, vale la pena que hables con tu médico. Piensa en lo que has sentido recientemente debido al enrojecimiento facial. ¿Has tenido que afrontar situaciones sociales difíciles? ¿O algún problema en el trabajo? Piensa en lo tranquila y aliviada que estarías si estos sentimientos desaparecieran.

Cuanta más información puedas proporcionar a tu médico, mejor. Asegúrate de explicarle no solo los aspectos emocionales, sino también todos los síntomas físicos que has experimentado. Para poder establecer un diagnóstico correcto, tu médico debe juntar todas las piezas del rompecabezas que representa el enrojecimiento facial.

Por fin has encontrado el tiempo y la energía necesarios para acudir a tu primera visita con el médico. ¡Enhorabuena! Ya estás más cerca de encontrar una solución para el enrojecimiento facial. Pero, ¿qué debo decirle?

En primer lugar, debes saber que cuanta más información proporciones a tu médico, mejor. Asegúrate de explicarle no solo los aspectos emocionales, sino también todos los síntomas físicos que has experimentado. Para poder establecer un diagnóstico correcto, tu médico debe juntar todas las piezas del rompecabezas que representa el enrojecimiento facial.

 Lee el siguiente cuestionario, te ayudará a sentirte más preparada para tu próxima visita con el médico. Preparándote un poco la visita conseguirás que la conversación con tu médico sea provechosa y que recibas el tratamiento que necesitas.

 

CUESTIONARIO DE PERFIL DE “Planta Cara al Enrojecimiento”