Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando las visitas de forma anónima y así ofrecerle la mejor experiencia posible en nuestra web. Si continúa navegando, da su consentimiento para su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra sección de Cookies de nuestra Política de Privacidad.

X
¿Por qué aparece?

Ya sabes lo que se siente cuando experimentas un ataque particularmente intenso de enrojecimiento facial. Esa sensación de quemazón que empieza en el estómago y sube hasta la cara, los bultos rojos que aparecen de repente, de la nada... 

Lo que ocurre en el exterior de tu organismo es bastante evidente, pero ¿qué ocurre en el interior?

Para la mayoría de las personas, sentir rubor en la cara después de hacer ejercicio o después de una situación vergonzosa es una sensación completamente normal. El rubor está causado por un rápido flujo de sangre a la cara, a través de los vasos sanguíneos que tenemos bajo la superficie de la piel.

Sin embargo, para las personas con enrojecimiento facial asociado a la rosácea, este flujo de sangre es mayor. Los vasos sanguíneos bajo la superficie de la piel no funcionan como deberían y, como consecuencia de ello, la cantidad de sangre que sube hacia la parte superior del cuerpo es excesiva. Todos sabemos lo que ocurre a continuación: más rubor, más enrojecimiento y más molestias.

La buena noticia es que existen nuevos tratamientos médicos que han sido diseñados específicamente para disminuir el flujo excesivo de sangre. Estos medicamentos, que actúan calmando los vasos sanguíneos bajo la piel, pueden ayudar a regular la circulación y reducir el consiguiente rubor. Por supuesto, este tipo de tratamientos deben ser prescritos por un dermatólogo u otro médico. Hac clic aquí para obtener más información sobre cómo hablar con tu médico acerca de posibles soluciones para tu enrojecimiento facial.