Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando las visitas de forma anónima y así ofrecerle la mejor experiencia posible en nuestra web. Si continúa navegando, da su consentimiento para su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra sección de Cookies de nuestra Política de Privacidad.

X

¿Tú o el ENROJECIMIENTO?

¿Qué ves cuando te miras al espejo? ¿Eres tú o tu cara enrojecida?

Evidentemente, la imagen reflejada en el espejo eres tú, pero si sufres enrojecimiento facial es normal que solo veas tu cara ENROJECIDA. A veces incluso parece que el ENROJECIMIENTO cobre personalidad propia y ¡menuda personalidad!:

Es lo primero que veo por la mañana

Estoy harta de estar roja

tú o el enrojecimiento¿Te suena familiar? Si es así, estás en el lugar adecuado. Este sitio web está pensado para ayudar a personas como tú a controlar el enrojecimiento facial, explicando y explorando  métodos nuevos y eficaces para combatir el ENROJECIMIENTO. 

 Podrás acceder a una gran variedad de contenidos interesantes, como vídeos con historias de otras personas, consejos sobre preguntas que puedes plantearle a tu médico y recomendaciones sobre tratamientos. En definitiva, encontrarás todo lo que debes saber para dejar de pensar en el enrojecimiento y volver a ser TÚ MISMA.

Descubre que el enrojecimiento facial es más frecuente de lo que piensas:

¿Crees que eres la única persona que sufre enrojecimiento facial? Piénsalo bien, solo tienes que echar un vistazo en Internet, verás que se trata de un trastorno que afecta (y preocupa) a más personas de las que te imaginas. 

zonas rojas en la cara

El paciente “típico” es una mujer de cuarenta y tres años, de piel clara y con antecedentes familiares de rosácea. No obstante, en realidad el enrojecimiento facial afecta a todo tipo de personas.

¿Pero dónde están el resto de personas que lo padecen? ¿Por qué no las has visto por la calle o en los restaurantes que frecuentas? Pues bien, hay muchas posibles explicaciones. La primera es que el 21% de los pacientes evitan el contacto social y eluden los compromisos sociales debido a su piel.

Otra posibilidad es que muchos pacientes han encontrado estrategias satisfactorias (como las que se describen en este sitio web) para hacer frente a su trastorno.

Si estás preocupada porque el enrojecimiento facial está afectando a tu estado de ánimo:

Fui con un amigo a ver pisos nuevos. Cuando nos encontramos con el agente inmobiliario, vi que tenía la piel enrojecida y con granitos, igual que yo. Mi amigo me dijo que nadie querría alquilar un piso a una persona con ese aspecto.... como el mío

cara rojaDe entrada, el enrojecimiento facial no parece un trastorno muy grave. Al fin y al cabo, no es una enfermedad propiamente dicha, ¿no? Pues bien, de hecho sí lo es, y puede tener consecuencias negativas en la vida de una persona.

Es posible que haya llegado a un punto en que mi rendimiento en el trabajo se esté viendo afectado

Cuando era más joven no quería salir ni ver a nadie. A menudo me quedaba en casa

Si estas experiencias te resultan familiares, tenemos buenas noticias: podemos ayudarte. Hablar con tu médico sobre el impacto negativo que el enrojecimiento tiene en tu vida diaria es la mejor forma de asegurarte que consigues el tratamiento que necesitas.